foto-principal

Política

Ministros de Kicillof e intendentes fueron a reclamarle una deuda billonaria a Milei

Denuncian que la administración nacional le debe 5,8 billones de pesos a la Provincia como consecuencia del cese de envío de fondos

Encabezados por el ministro de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Carlos Bianco, un puñado de ministros e intendentes se presentaron este martes en el Ministerio de Economía de la Nación para reclamarle al Ejecutivo nacional que pague a la administración de Axel Kicillof una deuda acumulada de 5,8 billones de pesos. 

Es un paso más en los caminos que hemos tomado para hacer este reclamo. Le pedimos al ministro de Economía, Luis Caputo, tres reuniones y no obtuvimos respuestas”, precisó el gobernador Axel Kicillof en rueda de prensa tras la presentación oficial y sumó: "No solo hemos presentado este pedido en nombre de quienes estamos acá sino en nombre de los 135 intendentes de la Provincia y en nombre de los 17 millones de bonaerenses que son los damnificados, las víctimas de estos recortes despiadados y absolutamente ilegales".

"¿Qué es lo que reclamamos? Recursos que de manera ilegal, incumpliendo compromisos normativos, legales, acuerdos que el gobierno nacional cuya continuidad jurídica no está en discusión puede haber cambiado el presidente pero es el mismo país", ahondó Kicillof. 

Según precisó el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, la administración nacional de Javier Milei le debe unos 5,8 billones de pesos como consecuencia del cese de envío de fondos correspondientes a diversas partidas.

En el ítem de “deuda directa” se acumula un total de $ 1.270.605.000. En este marco incluyó una deuda de $716.109 millones en concepto de transferencias de ANSES a la caja jubilatoria provincial, mientras que por el Fondo de Incentivo Docente (FONID) dejó de recibir casi 75 mil millones de pesos. Por el Fondo de Fortalecimiento Fiscal, la deuda suma 107,5 mil millones de pesos.

No obstante, la deuda más fuerte se vincula a la interrupción de obras públicas. En total, unas 128 se hacían vía convenios con la Provincia, otras 755 con acuerdos con municipios y otras 180 las ejecutaba directamente la Nación. Todas ellas se interrumpieron tras el arribo del liberal a la Casa Rosada y significa una deuda de 4,4 billones de pesos.

En tercer lugar, desde la administración de Axel Kicillof remarcaron que la interrupción de los planes sociales significó para las arcas provinciales el freno de 26.777 millones de pesos: el plan Fines es el de mayor impacto, ya que significa unos 13,5 mil millones de pesos.  Por último, en concepto de otros reclamos elevados a Nación como el aporte para el SAE o MESA, se acumula una deuda de 73.539 millones de pesos.

Foto: Magdalena López Pacheco